Una de las preguntas más recurrentes a lo largo de los años es “¿Qué es mejor para mi empresa, el SEO o el SEM?”

Si bien SEM significa cualquier publicidad de pago en buscadores, en la práctica en España esto se reduce a Google Adwords ya que Google posee el 95% de la cuota de mercado de buscadores.

Aunque las dos estrategias pueden proporcionar buenos retornos de la inversión, elegir la incorrecta puede hacernos derrochar mucho dinero y retrasar nuestro plan de marketing por meses.

Cada empresa y mercados son únicos. Por suerte existen algunas reglas básicas que nos pueden ayudar a elegir la estrategia más favorable para nosotros. Idealmente querríamos utilizar tanto el SEO como el SEM, pero si no dispone de un presupuesto suficientemente grande como para hacer lo “ideal”, estas reglas pueden guiarle para empezar por lo que más rendimiento le va a dar.

 

1- Defina Sus Objetivos

Antes de plantearse la pregunta de SEO vs. SEM, es imprescindible que defina qué objetivos tiene para su marketing online.
Se sorprendería de qué pocas personas tienen clara la respuesta a esta pregunta.
Muchas empresas arrancan una campaña de marketing online porque saben que es una buena manera de aumentar el alcance de sus productos y servicios, y sin embargo no han decidido qué resultados desean obtener. Si los objetivos de su campaña no sirven a las necesidades de su negocio, lo mismo podría donar su dinero a cualquier otra buena causa.

El problema con la idea de “si lo crea, ellos vendrán” es que tanto el SEO como el SEM van a traer tráfico a su página web. Pero si ese tráfico no se traduce en más negocio, lo único que habrá creado es una ilusión.
Con esto en mente veamos las 3 razones principales por las que las empresas quieren llevar a cabo una estrategia de SEO o SEM:

1) Quieren estar en 1ra posición para las palabras X, Y y Z.
El deseo tras esta razón es que la primera cosa que venga a la mente de las personas al pensar en esa palabra sea su marca. Sin embargo, si los volúmenes de búsqueda, competencia y costes por clic no estás en acorde con sus objetivos empresariales, puede acabar derrochando mucho tiempo y dinero en algo que va a repercutir muy poco en sus resultados netos.

2) Dar a conocer su nombre.
Las redes sociales son una gran manera de conseguir este objetivo. Si la difusión es el objetivo principal de su campaña de marketing online, las redes sociales pueden ofrecerle grandes resultados a unos precios relativamente bajos.

3) Aumentar las ventas.
Por fin un objetivo que une el marketing online con un objetivo empresarial: ganar dinero.
El mayor problema potencial aquí es la rentabilidad. Si los márgenes de beneficio son demasiado pequeños como para absorber los costes de publicidad, la campaña probablemente no tenga sentido.

Al final todos estamos en los negocios para ganar dinero. Si no puede unir directamente sus objetivos de marketing online con un aumento en beneficios está buscándose problemas. Por otro lado, si sabe cómo sus objetivos se traducen en éxito empresarial, puede utilizar esas mismas métricas para evaluar y optimizar sus esfuerzos de marketing.

 

2- Calcule el Valor del Ciclo de Vida del Cliente

Una campaña de marketing online es una inversión. La esperanza es que los beneficios que salgan de ella sean mayores que el dinero invertido. La viabilidad del SEO o SEM dependen de su industria, mercado y márgenes. Si no puede hacer cuadrar la fórmula de rentabilidad sobre el papel, es imposible que funcione en la vida real.

Es muy importante que conozca el valor promedio que supone para su empresa un cliente durante todo su ciclo de vida. No sólo el valor de su primera compra, sino todas las que vaya a realizar a lo largo de los años.

Como norma general el SEM funciona bien cuando los valores del ciclo de vida del cliente son altos, ya que eso le proporciona el margen necesario para pagar por los clics. Por otro lado, el SEO tiende a ser mejor para situaciones en las que las búsquedas son altas pero el valor del ciclo del cliente bajo. En los dos casos, el objetivo principal es la rentabilidad.

 

3- Decida Cuánto Puede Gastar

Ya lo dice el dicho popular de que “hay que gastar dinero para ganar dinero”. Pero, ¿cuál es la mejor manera de gastar poco y ganar mucho?

Por desgracia muchas empresas empiezan con presupuestos muy reducidos y expectativas desorbitadas. Aunque existen excepciones a cualquier regla, la experiencia de muchas pequeñas y medianas empresas a lo largo de todo el mundo indica que un buen presupuesto inicial para SEO está entre los 1.500€ y 3.000€ mensuales. Una buena campaña de SEM empieza sobre los 5.000€ al mes.

Aunque según el mercado puede que obtenga resultados con un menor presupuesto, uno suele obtener lo que paga. No caiga en la trampa de pensar que puede obtener algo a cambio de nada. Si quiere resultados reales, necesita un presupuesto real para trabajar.

 

4- Revise Sus Plazos

¿En cuanto tiempo necesita obtener resultados? El SEO de calidad toma tiempo. En cambio puede tener una buena campaña de SEM funcionando hoy mismo.

La premisa que utilizamos en Digital Advance para decidir sobre este aspecto es que si puede esperar de 3 a 6 meses en obtener resultados, una campaña de SEO va a acabar proporcionándole más visitas a un precio inferior que el SEM. Sin embargo, si usted – como la mayoría – tiene prisa para obtener resultados, el SEM es la mejor opción. Esa velocidad tiene un coste. Al fin y al cabo ese es el modelo de negocio de Adwords: usted paga por la posición.

De todos modos, aunque disponga del tiempo necesario para que el SEO madure, puede que quiera comprobar la viabilidad de su plan de SEO a través del SEM. Si la publicidad de pago en el espacio en el que quiere entrar no genera buenos resultados, el SEO probablemente tampoco lo haga.

En resumen, la velocidad de respuesta del SEM lo convierte en una excelente opción para la mayoría de empresas, siempre y cuando puedan permitirse el recargo por la posición.

 

5- Identifique sus Recursos Actuales

Un recurso frecuentemente desaprovechado son sus propios empleados. Si no tiene la capacidad para pagar por una campaña completa de SEO, puede utilizar a su equipo actual para generar contenido en forma de blog que le haga aparecer en los buscadores.

Aunque utilizar sus propios recursos no vaya a ser tan efectivo como llevar a cabo una campaña completa de SEO, puede ser una buena manera de mejorar su posicionamiento en buscadores sin destruir su presupuesto. Para muchas empresas esto soluciona la cuestión de SEO vs. SEM – la empresa puede invertir su dinero en búsqueda de pago y aun así recoger algunas visitas adicionales de los resultados orgánicos.

 

En Resumen

No existe una respuesta fácil al debate de SEO o SEM. El enfoque de marketing online que elija dependerá de sus objetivos empresariales, el valor del ciclo de vida del cliente, su presupuesto, plazos y recursos actuales. Sin duda existen otros factores a considerar específicos de cada mercado, pero analizar cada uno de los anteriores 5 puntos le va a situar en la dirección correcta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This